Sin ferias, pero más activos que nunca

Como todos nuestros lectores saben, miembros como son del mundo de la impresión y las artes gráficas, todas las ferias programadas este año han sido anuladas por el covid. Las dificultades de traslado de equipamientos y maquinaria, el confinamiento que no acaba, la imposibilidad casi completa de viajar, la inseguridad sobre el número de empresas que podrían eventualmente participar como expositores y las que se desplazarían como visitantes, han hecho bajar las cortinas de ferias de tanta trascendencia como la Drupa, trasladada al mes de abril del 2021.

Esta aparente inmovilidad y las complicaciones que conllevan las restricciones generales de desplazamiento de personas, y en algunos casos de bienes, contrastan vivamente con el incremento de demanda de envasados para el sector farmacéutico, de higiene y alimentario, que han repuntado por el aumento del consumo familiar de estos elementos. Encerrada en casa y sin poder salir al restaurante, la gente come más y mejor en su propio domicilio y los carritos salen a tope de los supermercados. Y consecuentemente, los suministradores de estos productos se han tenido que poner a trabajar a destajo para satisfacer esta pujante necesidad.

Un repunte que hay que aprovechar, actualizando equipos, ampliando líneas y mejorando los procesos para poder cumplir con nuestro ineludible deber: estar más activos que nunca para que este sector viva largamente.